Uncategorized

Humo

Humo, plantas, insectos.

La noche

El cigarrillo se consume cuando mi boca lo besa. El humo asciende, gira, se detiene y flota.

Es una noche de verano pero hace frío. No, no es el clima… Soy yo. Es frío del alma que se cansó (por hoy) de gritar lo que desea y no le doy.

Cuesta tanto soltar todo y escapar, cuesta tanto despegar los pies y emprender el camino.

Anuncios
Uncategorized

Lloré

Y entonces respiré de manera intermitente y lloré. 

Lloré como hacía mucho tiempo que no lloraba. Lloré por los últimos años contenidos. Lloré ruidosamente al principio, luego en silencio, pero con intensidad.

Lloré como un perro desolado a la luz de la luna en una noche fría y húmeda. Lloré primero con miedo y verguenza y luego con ganas y enojo. Dejé salir de mi interior todo aquello que me oprimia el pecho desde hacía tiempo… 

Cuando mis ojos dijeron basta busqué un libro al azar y comencé a leer. Invoqué nuevamente mi angustia profunda y la dejé manifestarse. Solo ahí comprendí lo mucho que me hacía falta llorar.