Menea la mente

Future me

Hay momentos críticos donde veo mi futuro finito lenta y firmemente escurriéndose sobre una acera oscurísima, fría y solitaria, imagino mi debilidad ante la vida y proyecto fantasmas susurrantes en las paredes de mi mente sin siquiera poder girar mi cabeza a los lados. Olvido que tengo brazos que pueden hacer mas que entrelazarse mutuamente, olvido que mis piernas llegan mucho mas lejos que la puerta de mi casa. Envuelvo mis ojos en vendas negras tratando de cauterizar mi vista y protegerla del mundo cuando soy yo la que quema. Pero también hay momentos críticos donde veo mi futuro a través de una ventana luminosísima y grande, me siento ante la tibia mesa de madera y admiro los copos de nieve caer en la vereda a la vez que dejo mi mente fluir con el canto de algún violín dulce de la radio, abro mis brazos tiernos ante la gente y dejo mi corazón envuelto entre telas de algodón rosado a la merced del universo.

¿Es posible tanto extremismo? sí, claramente.

¿Es sano?

 

Anuncios
Uncategorized

Humo

Humo, plantas, insectos.

La noche

El cigarrillo se consume cuando mi boca lo besa. El humo asciende, gira, se detiene y flota.

Es una noche de verano pero hace frío. No, no es el clima… Soy yo. Es frío del alma que se cansó (por hoy) de gritar lo que desea y no le doy.

Cuesta tanto soltar todo y escapar, cuesta tanto despegar los pies y emprender el camino.

Uncategorized

Lloré

Y entonces respiré de manera intermitente y lloré. 

Lloré como hacía mucho tiempo que no lloraba. Lloré por los últimos años contenidos. Lloré ruidosamente al principio, luego en silencio, pero con intensidad.

Lloré como un perro desolado a la luz de la luna en una noche fría y húmeda. Lloré primero con miedo y verguenza y luego con ganas y enojo. Dejé salir de mi interior todo aquello que me oprimia el pecho desde hacía tiempo… 

Cuando mis ojos dijeron basta busqué un libro al azar y comencé a leer. Invoqué nuevamente mi angustia profunda y la dejé manifestarse. Solo ahí comprendí lo mucho que me hacía falta llorar.