Uncategorized

Calma

Una noche como hoy en la que mi sangre ruje por tu sangre y mis navegantes y sinuosos vuelos mentales no dejan de arrastrarme sin piedad a una fotografía que refleja en tus ojos el mas hermoso de los brillos.

Suelto a borbotones todo el veneno que mi cuerpo contiene, expluso espuma suave que diluye todo a su paso.

La ciudad y sus seres me acompañan en la furia, en el fervor. En esta sed interna que me obliga a jalar la remera para aliviar la presión.

Surge de la nada misma tu rostro alegre en mis pensamientos. Un mar oscuro y calmo me roza los pies. Las gaviotas caminan por la arena y empreden su camino. El purisimo aire de un bosque frondoso traido como en una capsula me envuelve. Miles y millones de paisajes de paz acuden a mí solamente recordando tu risa musical.

Anuncios
Uncategorized

Ruedo

Subí a un auto que no era para mí. Miré el sms y supe en ese mismo momento lo terrible de mi situación.

La ruta es lisa, el viento logra apenas colarse por la ventana. Me sofoco, busco aire nuevo, aire puro para limpiar mis pulmones del fétido olor que despide el maldito auto.

Sigo, en silencio, analizando las posibilidades,algunas descabelladas otras fatídicas.

No sé cómo salir de esta. Temo, pienso, temo, resuelvo. 

Mi cuerpo rueda sobre el cemento, siento mi piel limarse con el suelo arenoso y duro. El aire es pesado ahora, no llega lo suficientemente rapido a mis pulmones. Ruedo rapido, no puedo detenerme mientras giro en la acera. Dudo seriamente si sobreviviré o no. Por un mínimo instante me siento arrepentida de haber abierto la puerta, de haberme lanzado al vacio y a mi suerte. Luego recuerdo, no tenía mejor opción.