Tiempo

Luego de pensar y repensar miles de veces, luego de analizar lo que me pasa llegué a la conclusión de que estoy mas perdida que nunca. Que no sé, no sé y me desespera no saber. 

Tal vez si hiciese como me dicen, si fuese capaz de callar y esperar. Lo intento.

Ayer simplemente me dejé llevar, te escuché, te hablé, volví a escucharte y ahí, en medio de esa charla tan amena y fluida, lo descubrí, lo comprendí. 

Sé de una idea, una pequeña partícula de algo indefinido que encontré dando vueltas en mi interior. Sé mas que antes por lo menos, esta minúscula partícula me transmite un mensaje repetitivo y contundente: “tiempo y paciencia”

Ser

Escapar 

Lo único que reflejan mi mente y mi cuerpo es “escapar“.

Huir de esta sociedad banal, de la gente hipócrita, básica y consumista. Huir de la enferma rutina. Huir del estereotipo de persona “responsable” que sigue a la manada y se esclavizan estudiando solamente con el fin de conseguir un buen trabajo para luego seguir siendo esclavo (del capitalismo y del consumismo) y depender a pleno de ello. Estudiar años para conseguir una labor “profesional” y ser “alguien“. 

¿ser alguien? Ja ja ja
Ser. 

Es un término muy grande y significativo para gente pobre de alma

Yo seré alguien al irme. Seré toda, autentica. Hecha de mares, de atardeceres, de rocas, pastizales, ríos. Seré cuando mi cuerpo se sienta parte de la tierra que piso y mi corazón lata al ritmo de la naturaleza. Seré cuando deje completamente de lado esta sociedad, absurda y derrochadora, y aprenda a realmente valerme por mí misma. Tener un trabajo, un auto, un título, una casa… no son para mi propósitos de realización.

 Al contrario. Son ataduras. Son cadenas gruesas que te amarran sin que te enteres.